El aprendizaje-servicio

Como señalan en la web de la Red Española de Aprendizaje-Servicio, se trata de una práctica educativa en la que los jóvenes aprenden mientras actúan sobre las necesidades reales de su entorno, con la finalidad de mejorarlo. El Aprendizaje-Servicio promueve una cultura del cuidado, fomentando el voluntariado y aumentando la cohesión social. Los jóvenes se convierten en protagonistas de una serie de cambios en su entorno,  impulsando de esta manera el sentimiento de progreso y de auto-eficacia, la motivación y la responsabilidad. Contribuye, por tanto, a fomentar la vinculación social de los jóvenes, ampliando a su vez sus posibilidades de desarrollo personal.

La  argentina CLAYSS (Centro Latinoamericano de Aprendizaje  y Servicio Solidario) y la National Youth Leadership Council, de EEUU, dos países con una gran tradición en la difusión del aprendizaje-servicio,  fundaron en el año 2005 la Red Iberoamericana de Aprendizaje-Servicio.