Ciudades con Talento

La ciudad es el hábitat humano por excelencia. El siglo XXI pertenece a las ciudades y en ellas está el futuro. Está en nuestra mano hacer de ellas el mejor lugar para vivir, para desarrollarnos y realizar nuestros sueños. Una Ciudad con Talento se sustenta sobre tres pilares fundamentales:

  1. Bienestar de sus ciudadanos
  2. Calidad de la vinculación social
  3. Ampliación de las posibilidades vitales de sus habitantes.

Vivir en una Ciudad con Talento no solo mejora la calidad de vida, sino que supone una ventaja competitiva para sus habitantes. Y es que la proximidad facilita el intercambio de bienes y, sobre todo, de ideas. Las buenas ideas, para triunfar, necesitan circular, conectarse con otras, alimentarse. Y esto sucede en entornos amplios, diversos y flexibles. El aislamiento nunca favoreció a la innovación, como sí lo hace la brillantez cooperativa. El entorno nos puede hundir o elevar, y un buen entorno saca lo mejor de nosotros mismos. Las ciudades multiplican las facultades de la humanidad.